Vergüenza Capital: Estado de las vías

av-colonEn Bogotá nadie se salva de toparse con un hueco al transitar por la malla vial de la ciudad. Muchos de ellos se han convertido en “cráteres” o “piscinas” que no sólo generan caos vehicular sino accidentes y lesiones. Las cifras son desalentadoras y reina el “escepticismo frente a la posibilidad de que los alcaldes locales asuman la reparación de las vías”, según publicó recientemente El Tiempo.

Al indagar a cerca de los inicios del desarrollo urbano de la ciudad, encontramos  que esta problemática no es nueva y va a cumplir un siglo como maligna tradición. Por ejemplo, en 1910 se inauguraron obras para celebrar el primer centenario de la Independencia y declarar el modernismo. Entre ellas, la Avenida Colón, hoy calle 13. Diez y siete años después y según el Acuerdo No. 31 del Consejo de Bogotá, se estableció que dicha avenida junto con la avenida República no habían sido pavimentadas  y se hallaban en estado por “extremo deplorable”, hasta el punto de que la Junta Central de Higiene, en diferentes ocasiones llamó “seriamente la atención de las autoridades hacia el peligro inminente que representa para la salud de los asociados, el polvo que se levanta y el lodo que se forma en dichas avenidas, por ser uno y otro vehículos eficacísimos para la propagación de las peores epidemias” (2).

Con el deseo de “poner fin a tamaños peligros y de convertir lo que hoy constituye una vergüenza para la capital de la República, en hermosos paseos” (Consejo de Bogotá), los Gobiernos Nacional, Departamental y Municipal de entonces ofrecieron contribuir con la obra para hacer menos gravosa la obligación que en ese entonces recaía en los dueños de los edificaciones aledañas a la Avenida . La negativa de algunos dueños impidió la realización de los trabajos. Mas tarde en 1925 tampoco tuvo efecto el proyecto de ampliación.

Hoy las estatuas de Colon y la Reina Isabel  que le otorgaban  monumentalidad a la Avenida, se encuentran  reubicadas en la Avenida El Dorado con carrera 99. Y Colón sigue señalando, ojalá hacia un nuevo horizonte para las vías bogotanas.

Elizabeth Saravia Ríos

1. El Tiempo. ¿Qué tan grave es la crisis de la malla vial en Bogotá?. 24-02-2015                                                           2. Acuerdo 31 de 1917. Consejo de Bogotá. Citado en: Atlas Histórico de Bogotá 1911-1948. Editorial Planeta: Bogotá, 2006. P.309.